viernes, 13 de febrero de 2009

Y seguir llorando...


Al resentimiento que no puede elegir.

A la ira que se vio abocada

a prender en el fuego de su infierno.

A la sutileza entendida

desde el esperpento exagerado .

Al disimulo.

A la realidad desfigurada.

Al descontento.

A la mentira vestida de blanco y de chaqué.

A los 19 años que fueron los más viejos de mi historia.

A los deslucidos, prejuzgados destinados a la invisibilidad.

A los proyectos muertos desde el principio de su nacimiento.

A la oratoria que rebota con palabras huecas.

A la lectura de sus notas sonoras

frente al altar de las convicciones propias o ajenas.

Al silencio de las cosas que no cuento,

a todas esas,
les di una parte de mi vida.

...Y ahora ... muero...

...

6 comentarios:

Cris dijo...

es bueno tomarse tiempo para llorar todas esas cosas y otras muchas más, tras el llanto llega la sonrisa, si no existieran las tristezas no se reconocerían las alegrías, esperaré con calma la paz de tu sonrisa y te dejo la mía para que vayas apaciguando el lloro :-)

cristal00k dijo...

Hoy te saliste amiga mía. Me emocionaste y me incluiste en tus preciosísimas palabras. Me metiste en tu bolsillo.
Un abrazo rendido Aseret

Luisa Arellano dijo...

Teresa, no te mueras y trae más de estos... precioso.

Besos

Aseret dijo...

:) Gracias Cris por esa sensibilidad hacia los demás que te hace tan grande. Me siento orgullosa de tu amistad.
Así que me uno a tu abrazo con lágrimas y sonrisas. Es lo que tiene el amor y lo que siento de él.

Besotes corazón!!!

Aseret dijo...

Gracias Cristal, lo mismo me sucede con tu blog. Me gusta tu escritura y reflexiones ante la vida.
Me siento muy orgullosa de saberte lectora de mis poemas y que te gusten. Así como tener la posibilidad de visitar tu blog y leer tus artículos.

Un fuerte y también rendido abrazo corazón.

Aseret dijo...

Jajajajjajaj Gracias Luisa por tu sonrisa

Y tu tampoco lo hagas pues tienes que darnos todavía muchas alegrías.

Muchos besotes Luisa!!!