domingo, 21 de junio de 2009

"No a la Guerra" por "Sí a la Paz"

Parece mentira como la forma de utilizar el lenguaje nos afecta.
He cambiado "No a la guerra", por "Sí a la paz". Quizá una negación y una afirmación no digan mucho cuando la palabra a la que determina es guerra. Es esta última la que queda en nuestra mente. Pero si cambiamos Guerra por Paz.

¿ Qué pensamientos nos evocarían?

Lee despacio estas dos frases, y dejate llevar por sus imágenes:

"No a la guerra"

"Sí a la Paz"

Seguramente, serán distintas, y mucho más positivas y abiertas las representativas de la palabra " Paz" que las imágenes que recrean la palabra "guerra".

Seguramente también más escasas...

Ahí queda esta pequeña reflexión, más que sobre el idioma que empleamos, sobre las palabras que utilizamos y sus posibles usos.



Feliz Semana.



3 comentarios:

Cris dijo...

qué gran verdad AsereT, un cambio de palabras y todo cobra otro sentido. Me gusta ese Sí a la Paz, yo hace tiempo hice un cartel para No a la guerra, ahora veo posibilidades para hacer esa imagen positiva y esperanzadora que en aquella ocasión no pude ver, gracias por recordarnos ese matiz, un abrazo!

Pablo Marín dijo...

Estoy completamente de acuerdo contigo. Estamos habitualmente y educacionalmente enfocados en el NO, en lo negativo, repitiendo machaconamente lo que no nos gusta, lo que no queremos hacer, y no nos damos cuenta de que el enfoque cambia radicalmente cambiando el No por el SI, y diciendo lo que SI nos gusta, lo que SI queremos hacer. Interesante reflexión a la que me suscribo el 100%. Hay que tener una actitud mental positiva SIEMPRE, las cosas que ocurran van o ocurrir nos guste o no, lo que si podemos controlar es cómo vamos a reaccionar ante ellas... besotes

藍心湄Blue dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.