martes, 30 de marzo de 2010

A solas consigo mismo. No fue bueno, pero lo fue lo mejor.

Cuántos mundos cuelgan
de nuestras manos
sin ver más allá de su única mirada.
Quién preguntó al agua
si quería ser bebida,
quién a la tierra cultivada
o al aire bendecido.

El fuego consume
la tela que no cede de la araña
ante el peso silencioso
de la lluvia ,
con la gravedad de quien no posee
un cuerpo,
un velo,
una sombra
ante el sol que contempla
y al que se abandona.
...

asereT :D

3 comentarios:

Prinzecita Karamelo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Cris dijo...

precioso poema AsereT! tus poemas y textos tienen eso... magia en las letrs, te transportan mientras lees, llevan ritmo, dejan pausas, es bello leerlos, de veras! un saludete!

Adonai dijo...

Precioso poema, sentires suaves y sutiles que tocan poco a poco el corazón...
Encantado de visitarte, te encontré en el blog de Cris y vengo por primera vez, aunque resulta que somos casi vecinos (geográficamente).
Un abrazo...