domingo, 23 de noviembre de 2008

No hace falta.

No hace falta arrancarle
palabras al diablo
para saber que todavía muerde.

Que se agarra a tu piel
desgarrando la carne
hasta encontrar el ser
que se esconde en tu alma.

No existen silencios,
ni palabras, ni notas musicales
que acallen este arrebato
también llamado al horror del miedo.
...
asereT
2008.

1 comentario:

Cris dijo...

precioso poema asereT!, tiene un tono desgarrador que impacta, de veras, me encantó, qué buena poetisa eres! un abrazote