lunes, 25 de mayo de 2009

Carnaza para pescadores:


Campo de olivos:

Cauce de río:

Llamo al diablo a su puerta
y no responde.
Quizá esté muerto de miedo
pues es el hombre quien llama.

Oro a dios en el cielo
y también en la tierra,
dentro y fuera de mi cuerpo
mas no se anuncia.

Abrazo al hombre en su materia,
huye mi alma, entera se espanta
alarmada de su torso
y escapada en sus favores.

Pero beso su boca
la espuma de su orilla
el agua de su arena
el desierto de su calma,
el manantial en mis entrañas...
...y ya soy suya.
...



Bosque animado.

Cauce II.
...
asereT09

6 comentarios:

Cris dijo...

cuántas formas puede adoptar una ola, verdad? preciosas imágenes, el poema es bello AsereT, un abrazote

ana. dijo...

Precioso texto, bonitos dibujos en el agua.
Un beso, Aseret.

Rubentxo dijo...

Precioso poema, Tere.
Una verdadera delicia.
Abrazos!!!

Aseret dijo...

Me fascinan las composiciones que se pueden conseguir retocando algunas imagenes reales. Me parece genial que vieras olas, en verdad es un lecho de agua, el golpear de las gotas en el suelo, el resto son mis pies desnudos en la orilla de la playa, retocados jejejejej, pues no habría zapaticos para ellos.

Besotes guapa, gracias de nuevo por tus abrazotes.
Muchos besos.

Aseret dijo...

Gracias ana por tus besos, las fotografías y el texto son el resultado de amar lo que se hace,... dentro de las posibilidades que conozco.

Besotes guapa, nos leemos.

Aseret dijo...

Rubetxo!!!!
Corazón!!!
Gracias!!!
Amigo!!!