martes, 27 de mayo de 2008

No hay nada más cobarde:





No hay nada más cobarde
que una despedida sin camino.
Que un querer sin amor,
que una estancia sin morada.

Ni más triste
que no decir lo que se siente,
que no sentir lo que se piensa.
Que no pensar lo que se dice.

No hay nada más torpe.
Ni más absurdo,
ni más cobarde
que una mirada mal entendida.
...

aseret

1 comentario:

Cris dijo...

a veces es díficil interpretar una mirada si no pensamos siquiera que nos pueden estar mirando, es un rasgo humano equivocarse, así que lo cobarde, lo triste, lo torpe yo creo que solo es no rectificar, un saludete Aseret!